Minientrada

 

El vuelo de tu risa a mí me venga

El vuelo de tu risa a mí me venga
me atrape cual la luna en mi ventana,
no quiero que mi noche te detenga.
 
Soñemos con un tiempo sin tormento,
que el cuerpo que nació para la danza
ya se avenga solícito a mi encuentro.
 
Perderme en el azul de aquellos ojos
que dolidos me esquivan en la calma
me da la muerte en la vida que no escojo.
 
Me ciego en la codicia del amante
mas hiero tu camino al no atraparlo,
maldigo esta traición a tu semblante.
 
Te quiero y más te amo carne mía
quisiera que mis manos te sostengan
y el mar se quede calmo en tu bravía.
 
Mi piel, mi hijo, osada valentía
si me dejas yo voy a recrearte
cual cometa que viaja por la vida
 
llenando de emociones estas vías
del tiempo y del espacio que habitamos.
Requiero ya tu sangre por la mía.
 
Saldremos con el sol de primavera
bailando aquel  compás de los sonidos
que escuchas cuando llamas a mi puerta.
 
Ya llegue  esa sonrisa a desprenderme
del castigo infligido por tu pena
que el vacío se aleje de mi vientre

y éste acoja otra vez tu breve cuerpo
desate tu silencio amordazado
y vueles de mi mano al libre viento.