Alejandrinos de sombra

Mientras siga la muerte tendiéndonos su trampa,
cegándose en las vidas que abandonadas quedan
y se empeñen las sombras en ser nuestras aliadas,
el perfume de flores será el de los entierros.

Mientras el hambre venga acompañando a los ojos,
traspasando las puertas que cerradas están
y aquel color purpúreo se prenda a los sueños,
el agua que discurre se estancará en su curso.

Mientras llene la sangre las manos del temido,
sucumbiendo los hijos al terrible exterminio
y el mutilado cuerpo no encuentre su sustento,
las voces aguerridas pasarán a la nada.

Vayan pues a las calles los que sigan andando,
heridos en batallas y aún no sometidos,
tomando  sin miedo de frente al enemigo,
quitando las mordazas de aquellos silenciados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s