Minientrada

Yo tuve un sueño

Yo tuve un sueño y era mar entre el cemento
avenidas de agua en las calles de mi barrio
descansando en la plaza, abajo allá en la fuente
y en el centro el navío quieto que me llama.

Y tuve el sueño de acertar que allí venía
pirata bravo que ha llamado tantos años
a la eterna visión de azules horizontes,
de líquida presencia y furia contenida.

El agua se acerca al cristal de la ventana,
quisiera hacerse con aquel espacio nuevo
y tocar la cama, elevarme, hacer sirena,
enterrar memorias y hallar nuevos tesoros.

Y la mar se entrega fiel al cuerpo abierto,
es cuerpo febril que espera a su rescate,
los fantasmas de los muertos van pasando,
siendo el sueño y la aventura los que mandan.

Minientrada

Más quiero

Más quiero la pasión que los paisajes,
más escribo al dolor que a las almenas,
más voy a festejar cuerpos ajenos
que a flores que se ofrecen en balcones.

Más trazo mi silencio que los muros
que acogen las pintadas de los genios,
del plagio de los cielos en los libros,
 yo escojo la emoción que me sorprende.

Más si soy del paisaje y me recreo
quisiera ser luciérnaga en la noche,
la amante que se asoma en barandales,
caballo enardecido galopando.

Y así la íntima palabra que tomo
se trocará en dibujos mas tangibles,
para hacer de este mundo otro que tiento
 y colocar siluetas en los valles.

 

Minientrada

Someterse al designio

Someterse al designio programado
los segundos, los minutos, tantas horas
que hoy dan golpe de muerte decisivo
a esta vuelta al sol que trágica llegaba.

Someterse sin más porque no hay dioses
que marquen el tiempo a distinto ritmo
consagren el día como un año nuevo
y aparten el cáliz del tiempo entregado.

Mezclar estos días como en un collage
donde no se sienta si mueren o empiezan
y darle sentido a las horas que siguen
sin muerte y sin vida, sucesión sin más.

En vano quisiera sentir que no hay fines
ni germen que espera porque está trazado,
sólo ser del río que discurre cierto
se remansa y vuelve a pasear su cauce.

Más somos parte de un proceso creado
que cierra los años y abre este nuevo,
desearnos suerte y comenzar soñando
y creer en cambios por llegar la luna.

Aurora que plantas tu luz en la línea
de una noche ebria y de un ceñido velo,
reclama tu esencia sin saber si viertes
en año apagado o en el que se adentra.